Cant XII

Jordi Diaz Alamà


ISABEL GONZÁLEZ
JÚLIA BENAVENT
Guía a la lectura de la Divina Comedia
Institució Alfons el Magnànim, 2007
P. 77-78.

[...] Como elementos dignos de consideración especial en este canto, destaca el canto de los centauros, que Dante imagina como si fuera una escena de caza: los centauros, armados convenientemente corren desesperadamente por las orillas del río de sangre, son los cazadores y sus presas, todo aquel que intente pasar. Los centauros tienen unas personalidades muy distintas: mientras Quirón, el jefe de todos ellos, es reflexivo, observa antes de amenazar, escucha pacientemente las palabras de Virgilio, e incluso le ofrece un guía para que conduzca a ambos poetas, Neso es iracundo e irreflexivo.

Es de notar también que, por primera vez, Virgilio pasa a ser un segundo guía, cediéndole, momentáneamente, el primer puesto al centauro Neso, precisamente porque los centauros son los verdaderos protagonistas. Virgilio casi se retira de la escena. Ésta es una técnica que Dante usa frecuentemente en la obra.

Hay otra cosa notable: entre los condenados inmersos en el río de sangre hirviente, los tiranos son los que están más duramente castigados, están sumergidos en la sangre hasta los ojos, porque Dante quiere subrayar de un modo especial la gravedad de su pecado que afectó no sólo a los bienes sino también a las personas.

Y, naturalmente, es muy importante que el Minotauro, símbolo de la bestialidad, sea dominado por Virgilio, símbolo de la razón. Es el triunfo de la razón humana sobre la fuerza bruta.

Son muy frecuentes en la Divina Comedia las comparaciones como la siguiente: Qual è quella ruina che nel fianco / di qua da Trento l'Adice percosse, / o per tremoto o per sostengo manco, / che da cima del monte, onde si mosse, / al piano è sì la rocía discoscesa, / ch'alcuna via darebbe a chi sù fosse: / cotal di quel burrato era la scesa (vv. 4-10). Dante, con la maestria que lo caracteriza, y para hacer más real la similitud, se extiende a lo largo de seis versos comparando la grandiosa fosa de los Slavini di Marco, cerca de la localidad de Rovereto, en el Alto Adigio, que cualquiera puede visitar, y desde luego sí lo hizo Dante durante su exilio, con el abismo infernal del círculo de los violentos.

De gran plasticidad es también la comparación animal que asemeja la rabia y la desesperación del Minotauro ante las palabras de Virgilio, con el toro que recibe la estocada mortal: Qual è quel toro che si slaccia in quella / c'ha ricevuto già 'l colpo mortale, / che gir non sa, ma qua e là saltella, / vid'io lo Minotauro far cotale (vv. 22-25).



Inaugurazione lapide della "Ruina Dantesca" nel 1921.


________________
P.S.: Bé, de fet, hi ha certa polèmica a l'hora d'identificar l'autèntica ruïna del Cant XII. 

Comentaris

  1. Jo hi afegiria que en aquest cant se'ns recorda que l'únic viu d'aquest infern és Dante, com ja va passar al cant III, amb la barca de Caront.

    Così prendemmo via giù per lo scarco
    di quelle pietre, che spesso moviensi
    sotto i miei piedi per lo novo carco. (28-30)

    Quiró s'adona que Dante és ben viu:

    ...Siete voi accorti,
    che quel di retro move ciò ch'el tocca?
    Così non soglion far li piè d'i morti (80-82)

    I Dante no té superpoders, com les animetes de l'infern. No vola.

    ché non è spirto che per l'aere vada. (96) (Virgili a Quiró)







    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Aquí, hi trobareu (en anglès, això sí), més cosetes a propòsit d'aquest cant.

      Quatre usos de la paraulaira, per exemple.
      - sì come quei cui l'ira dentro fiacca.(15)
      -mentre ch'e' 'nfuria, è buon che tu ti cale (27)
      -da quell' ira bestial ch'i' ora spensi (33)
      -quell' altro è Folo, che fu sì pien d'ira (72)

      O que per primer cop en la Comèdia Dante parla de Cupidigia. I que ho farà 4 cops més, un al purgatori i tres al paradís.

      Es ben bé que tot distreu.

      Suprimeix

Publica un comentari

Publicacions populars