Passa al contingut principal

Entrades

Destacats

Dispensa, estimada, m'he entretingut amb un cíclop

Un gravat de Francesco Bartolozzi (1788), a partir d'un dibuix de John Francis Rigaud Sylvain Tesson. Un verano con Homero . Traducció de Robert Juan-Cantavella. Taurus, 2019. Luego llega la noche de amor entre Ulises y su Penélope recobrada. Los años han pasado sin alterar el ardor del primero, ni la belleza de la segunda. La Odisea desafía al tiempo. En un desfile de imágenes, Ulises se lo cuenta todo a Penélope: monstruos, hechiceras, tempestades, el descenso a los Infiernos, el canto de las sirenas, los infortunios en la isla del Sol. Es decir, todos los años de ausencia en unos pocos versos. La situación resulta rocambolesca. Imaginemos, si no, a un hombre que ha tardado varios decenios en volver junto a su esposa y que a su llegada pone semejantes excusas: «Perdona, querida, me entretuve con un cíclope». Ni siquiera Feydeau se hubiese atrevido. Penélope da crédito a los relatos. En este punto a Ulises se le podría haber presentado un importante inconveniente: ¡que su mujer

Entrades més recents

Penèlope se la passa dormint

El penúltim cant

Agenda

Mythos i logos

Un poema de la Rodoreda

Penèlope i les dotze serventes

La gran escabetxada

tria el teu episodi

40 dies

μνηστηροφονία, amb perdó

el fragment (escrit) més antic de l'Odissea trobat fins ara

L'Odissea per a nens d'Els Joglars

Ja sóc a casa, sóc jo

L'arc i la lira