Superlópez a l'infern



PEÚBE
«El infierno». Al blog: La lectura cronológica de Superlópez.
24|2|2014


Diez años antes, tras la caída de la editorial Bruguera, el regreso de Superlópez tuvo lugar con un viaje al centro de la Tierra. Ahora, para "regresar" de la cancelación de las revistas de Ediciones B, este personaje se adentra más profundamente que en aquel otro cómic hacia el interior del planeta, hasta llegar al mismísimo Infierno.

Todo empieza cuando el jefe de Llauna firma un contrato con Satanás para ayudar a promocionar y captar asistentes a un nuevo y modernizado Infierno. Sin embargo, el jefe en cierto momento no cree que sea correcto cumplir con su parte, por lo que Superlópez se ofrece a viajar al averno (en el que no aparece ningún petiso) con la intención de evitar que Lucifer le arrebate el alma.

Para escribir este cómic Jan se basa en tres referentes literarios evidentes. En primer lugar, la venta del alma del jefe recuerda de manera muy superficial al Fausto de Goethe .

La base principal de este tebeo es la Divina Comedia de Dante Alighieri, uno de los libros más importantes de la literatura universal. Se trata de un poema épico italiano de la primera mitad del siglo XIV dividido en tres partes (Infierno, Purgatorio y Paraíso) de unos 4500 versos cada una. En él se narra cómo el autor viaja por cada una de estas divisiones del mundo espiritual hasta encontrar a Dios. Su primer guía es Virgilio, escritor del siglo I a.C. conocido por la Eneida, otro poema épico con el que éste imitaba el estilo clásico de la obra de Homero. En uno de los capítulos de este libro Virgilio describía cómo Eneas descendía al Hades, lo cual es uno de los motivos por los que Dante decidió convertirlo en su compañero de viaje.

[...] Superlópez repite el viaje de Dante, pero en este caso su Virgilio (es decir, su guía) es el protagonista de El Diablo Cojuelo, una novela de Luis Vélez de Guevara publicada en 1641. En ella, este autor utilizaba como personaje principal un demonio muy conocido en conjuros y en la cultura popular. El argumento comienza con un estudiante que, en medio de su huida de la justicia por asuntos de amor prohibido, se encuentra al diablo Cojuelo encerrado en una redoma (un recipiente de cristal) en la casa de un astrólogo. Como agradecimiento por su liberación, el demonio levanta los tejados de las casas de Madrid y le va mostrando los vicios e hipocresías de la corte castellana.

En el apartado gráfico, el dibujo de Jan se basa en mayor o menor medida en las famosas ilustraciones de Gustave Doré realizadas entre 1861 y 1868 para acompañar los versos de la Divina Comedia. Todo en estas viñetas es rocas, humo, barro, hielo... iluminados por una luz tenue que deja en penumbras casi todos los escenarios. El color se centra especialmente en los azules para las almas en pena y el rojo para los diablos. Los bordes de las viñetas son gruesos, grisáceos y raspados, como si estuviesen calcinados...




Comentaris

Entrades populars